gnb content footer

KOREA.NET

language

Columna

Patrulleras donadas por Corea resguardarán las Islas Galápagos en Ecuador

 profile Korea Coast Guard Commissioner General Kim Hong Hee
 

Por el comisionado Kim Hong Hee

Director General de la Guardia Costera de Corea


Bien dice el refrán "en la necesidad se conoce al amigo". Este año marca el 70º aniversario del estallido de la Guerra de Corea. Durante el conflicto bélico, Ecuador proveyó de manera generosa suministros a la República de Corea, entre los que se encontraban arroz y medicinas para aliviar el sufrimiento de los coreanos, en lugar de simplemente hacerse de la vista gorda. Para muchos coreanos, el cálido gesto de un país que se encontraba a más de 17.000 km de distancia sirvió como un rayo de esperanza. Ecuador fue, además, el primer país en importar seis vehículos Hyundai del modelo 'Pony' en 1976, cuando Corea recién empezaba su vertiginosa industrialización. 


Creo que Corea logró el 'Milagro del Río Han' gracias a las muestras de compasión que recibió durante los tiempos difíciles. 


Las Islas Galápagos, un sitio patrimonio mundial de la Unesco, y las aguas que las rodean, son el hogar de algunos de las especies de plantas y animales más únicas del mundo, gracias a la posición de extremo aislamiento que presentan. Desafortunadamente, los recursos pesqueros del lugar se ven amenazados por la pesca ilegal y los buques extranjeros. Para combatir este problema, Ecuador necesita patrulleras que sirvan para proteger su precioso ecosistema marino. 


El 7 de mayo de 2019, el primer ministro de Corea, Lee Nak-yon, visitó Ecuador para firmar un memorando de entendimiento para la cooperación bilateral de ambas naciones. Entre los aspectos tratados durante su visita, también se mencionó la posibilidad de donarle al gobierno ecuatoriano patrulleras de la Guardia Costera de Corea (KCG, por sus siglas en inglés) que estaban por ser retiradas del servicio. En este momento, Darwin Jarrín, el Comandante General de la Armada del Ecuador solicitó ayuda a la KGC para paliar la falta de naves patrulleras. Corea aprovechó la oportunidad para poder finalmente devolver un poco de la ayuda que Ecuador ofreció a Corea en su relación bilateral de amistad y confianza construida durante los últimos 70 años. En esa ocasión, la KCG se comprometió a donar a Ecuador dos de las cinco patrulleras que estaban programadas para ser retiradas de servicio en el 2019. 


Sin embargo, la inesperada pandemia de COVID-19 surgida a principios de este año frustró la transferencia. A causa de la pandemia, los funcionarios ecuatorianos no pudieron visitar Corea para recibir el entrenamiento y capacitación para operar las patrulleras coreanas. También tuvo que ser cancelado un viaje a Corea de Ricardo Menédez, el Comandante General de la Marina de Ecuador, quien debía venir al país para firmar el acuerdo sobre la donación. Pero como dice otro refrán: "querer es poder". Por ende, la KGC resolvió estos problemas remplazando la firma presencial del acuerdo por medio del correo internacional, y filmó en video las capacitaciones sobre la operación de las patrulleras. Los materiales filmados en video fueron entregados al gobierno ecuatoriano por medio de su embajada en Seúl. 


El 13 de noviembre de 2020, un carguero de 30.000 toneladas zarpó del puerto de Masan en Corea hacia Ecuador, llevando las patrulleras 302 y 303. Ambas patrulleras han cumplido su misión de proteger los recursos marinos coreanos y de resguardar la soberanía marítima alrededor de la Isla de Jeju. Ahora, continuarán sirviendo a la misma causa después de llegar al puerto de Guayaquil, en Ecuador. 


Espero que la donación de estas patrulleras de la KGC sirva para fortalecer aún más los lazos diplomáticos entre Corea y Ecuador, y también como un símbolo de la amistad y esperanza para con el pueblo ecuatoriano. 


Traducción por Elías Molina, redactor de Korea.net 

Temas de Actualidad

https://spanish.korea.net/NewsFocus/Column/view?articleId=192988

Copiar URL

Lista

Departamento afiliado Comunicación Global y Área de Contenidos,  Contáctenos